ALGAS SIN RAÍCES

 

  • grimanesa-amoros-rootless-still-01-2
  • grimanesa-amoros-rootless-still-08
  • grimanesa-amoros-rootless-still-02
  • grimanesa-amoros-rootless-still-03-1
  • grimanesa-amoros-rootless-still-05
  • grimanesa-amoros-rootless-still-06-1
  • grimanesa-amoros-rootless-still-04-1
  • grimanesa-amoros-rootless-still-07-1
Vídeo de un solo canal
Puntuación original: Hilmar Orn Hilmarsson
Longitud total: 7 minutos
Edición limitada – 1 de 10
Año: 2004
País de producción: Islandia

( inglés / Español )

Sinopsis

ALGAS SIN RAÍCES

En este trabajo, exploro mi experiencia en Flatey, una isla en la bahía de Breidafjördur frente a la costa de Islandia. Tenía la intención de observar y hacer bocetos de las abundantes aves de la zona, como los gaviotines árticos, los buzos de garganta roja y los araos negros, pero a mi llegada me enteré de que dos días antes las aves habían migrado a un clima más cálido. Cuando llegamos mi esposo, mi hija Shammiel y yo, aumentamos mucho la población de la isla remota. En estas circunstancias, descubrí que solo podía hacer observaciones directas con lo que me rodeaba. Una parte clave de este viaje para todos nosotros fue tratar de superar nuestros sentimientos de aislamiento y extranjería explorando el hábitat natural de la isla.

Las rocas de las costas de Flatey estaban cubiertas de acumulaciones gruesas y texturizadas de un tipo de alga que nunca antes había visto. Los colores y la inmensidad de estos montones eran abrumadores. Eran estéticamente hermosos, pero no podía explorar las costas ni ir a nadar sin entrar y rodear la vegetación. Esta limitación realzaba mi sensación interna de estar confinado; sin embargo, como las algas, no puedo estar conectado a ningún lugar. Las algas tienen anclajes que sirven como anclajes temporales pero no son necesarios para obtener nutrientes. Es común que las algas se aferren unas a otras como refugiados, para facilitar el viaje por el océano. Mi fascinación por las algas aumentó a medida que también me identificaba con su falta de raíces.

Para esta instalación, Rootless Algas, se han fabricado grandes algas multicolores fundiendo láminas de abacá translúcidas en moldes que luego se cuelgan del techo al suelo. La obra pretende expresar ciertos sentimientos de aislamiento e intenta transmitir características de la experiencia real, más que exploraciones o descripciones. He sacado las plantas de su contexto original y las he reinventado para resaltar la dinámica entre la naturaleza y los seres humanos. Las configuraciones del área requieren que las personas experimenten su entorno desde múltiples puntos de vista. Esa virtualidad espacial se ve aumentada con una proyección de video y una banda sonora del compositor islandés Hilmar Örn Hilmarsson. Además, los espectadores tendrán que encontrar y crear su propio espacio y, al hacerlo, recrearán a pequeña escala el alcance ilimitado del mundo natural.

Spanish